Saber más... sobre Prevención

Higiene postural: Cabeza Adelantada

Una postura con la cabeza hacia adelante, coloca un stress excesivo en todos los tejidos de la columna cervical. Además, la cabeza que pesa cerca de 4.5 kg, este peso se incrementa a 13.5 kg cuando se mantiene cerca de 7.5 cm por delante del centro de gravedad. Por cada centímetro que la cabeza se mantiene por delante del resto del cuerpo, gana en peso medio kilo. 

 

Las personas que tienen este patrón postural  sufren de dolores en el cuello y en la parte superior y media de la espalda, ya que todos los componentes del sistema musculoesquelético deben realizar un esfuerzo mayor para soportar la cabeza que tiende a caer constantemente por delante del centro de gravedad. También lleva a ello a tener dolor orofacial, es decir, dolor de cabeza, de la cara (sien), mandíbula e incluso el oído.

 

Efectos de la posición cefálica hacia adelante o “Cabeza Adelantada”:

- Alteración de Impulsos Propioceptivos a nivel Suboccipital (vértigos, mareos)

- Compresión Sub-Occipital (dolores de cabeza, cuello)

 

Tener la cabeza adelantada también ocasiona cambios a nivel de los dientes, ya que al aumentar el tono de los músculos suboccipitales (los que están en la nuca) como resultado de la posición anómala, también aumenta el tono de los músculos encargados de cerrar la boca. Al aumentar el contacto de los dientes posteriores se produce un círculo vicioso en el cual se mantienen las contracturas musculares y surge el Bruxismo o hábito de apretamiento dentario causante de fracturas de los dientes y sus restauraciones.

 

Para prevenir la aparición de la postura de Cabeza Adelantada y los síntomas que provoca, podemos:

- Corregir la postura teniendo una autorregulación de la cabeza con respecto al cuerpo.

- Evitar coger pesos excesivos por ejemplo bolsas o mochilas.

- Evitar estar muchas horas delante de un ordenador, y si es así tener en cuenta colocar el monitor en línea con los ojos y estar en un asiento apropiado.

- Corregir la postura cuando estamos ante el móvil colocando éste a la altura de la vista para evitar una flexión y protracción (cabeza adelantada) de la cabeza y cuello.

- Evitar los factores emocionales y laborales como la ansiedad y el estrés.

 

En cuanto al tratamiento de fisioterapia más completo para esta disfunción del sistema craneocérvicomandibular destacamos:

- Terapia manual, terapia miofascial, técnicas musculares y articulatorias de cabeza, cuello y mandíbula.

- Tratamientos para disminuir el dolor: Acupuntura, punción seca en puntos gatillos miofasciales.

- Terapia física activa mantenida por el paciente (estiramientos, autorelajación y autocontrol postural, actividades deportivas como la natación o caminar y otras actividades terapéuticas como el Pilates).

- También proponemos la reeducación postural global para obtener una mejora en el control postural de cabeza y cuello.


Toda persona que tenga una posición adelantada de cabeza, con dolor y/o tensión muscular, se va a beneficiar del tratamiento de reeducación postural en las posturas de la vida diaria.

¿Cómo descansar de manera saludable?

¿Sabes si sufres Bruxismo?

El bruxismo consiste en apretar o rechinar los dientes, ya sea de noche o de día; debido a la postura, los hábitos de dormir, ansiedad, alimentación, estados emocionales y, sobre todo, al estrés de la vida moderna. Este problema afecta entre un 10% y un 20% de la población. Estadísticamente, el bruxismo es más recurrente en mujeres que en hombres existiendo un factor genético en su transmisión.

 

¿Cómo se si padezco Bruxismo?


Uno de los primeros problemas que se presentan con la aparición del bruxismo es el estado de los dientes. Ejercer una excesiva presión en los dientes hace que se desgasten, que se sufra dolor de dientes y de mandíbula e incluso se pueden perder piezas dentarias. Pero hay consecuencias físicas como son los dolores de cabeza y oídos, dolor y excesiva tensión en los músculos de la mandíbula y del cuello.

 

¿Qué podemos hacer contra el bruxismo?

 

El bruxismo es un hábito involuntario por lo que la prevención va encaminada a reducir las causas que lo producen:

- Tener una boca sana.

- Evitar comer alimentos muy duros.

- Tomar mucho agua todos los días.

- Intentar reducir el estrés diario.

 

Lo más importante es establecer un diagnóstico precoz para ponerle remedio mediante medidas terapéuticas y preventivas que controlen, reduzcan y supriman el dolor, el daño dental y la tensión muscular todo lo que se pueda.

 

- Realizar estiramientos para recuperar el equilibrio normal de la acción muscular y articular.

- Masajear los músculos del cuello, de los hombros y de la cara.

- Reducir el estrés diario mediante técnicas como: osteopatía craneal y visceral, movilizaciones

- Acupuntura

- Aplicación de una férula de descarga para proteger los dientes y reducir el rechinamiento de éstos.

 

En MQ2 Fisioterapia somos especialistas en el tratamiento del bruxismo y sus síntomas; así junto con el odontólogo disponemos de las técnicas necesarias para minimizarlo de manera integral. 

Dormir Bien: Posiciones y uso de la almohada

Muchos pacientes nos preguntan: “¿Es importante una buena almohada para no sufrir problemas cervicales?” “¿Cuál es la mejor postura para dormir?” La respuesta es “DEPENDE”

 

En personas con una columna cervical sana y flexible, lo normal y fisiológico, sería dormir sin almohada salvo que la persona esté acostumbrada a dormir con ella. Esta costumbre genera una dependencia, que a pesar de que fisiológicamente no haga falta la almohada, el individuo la llegue a sentir como necesaria. La almohada sólo se torna necesaria cuando empieza a existir una rigidez cervical con problemas de artrosis y con cabeza hacia delante creando tensión en la parte posterior del cuello.

 

Como consecuencia del estrés, a las erróneas actitudes posturales en el trabajo y en la vida diaria se hace habitual y necesario el uso de la almohada. Uno de los principales problemas de nuestros pacientes es el de dolor cervical causados por una mala postura al dormir.

 

En MQ2, os queremos ofrecer consejos para dormir bien en función de la posición en la que duerma y hacer uso de la almohada de la forma más correcta:

 

- Si duerme boca arriba la almohada debe tener la altura sufi­ciente para rellenar el hueco cervical, manteniendo la alineación de la cabeza con el tronco. Una almohada bajo las rodillas le ayudará a mantener cómodamente la posición.

- Si duerme de lado, la altura de la almohada debe rellenar el espacio del hombro, para que su cabeza repose alineada con su columna vertebral.

 

Dormir boca abajo es un mal hábito y está contraindicado, ya que tenemos que girar la cabeza para poder respirar contrayendo un lado del cuello y sobre-estirando el otro lado además de provocar una extensión forzada de la parte baja de la espalda.

Prevención, cómo sentarse en el trabajo

Son muchos los puestos de trabajo sedentarios pero el ser humano no está diseñado para quedarse quieto, sino para el movimiento. Es malo para la columna vertebral estar mucho tiempo en una postura estática (quieto), ya sea de pie o sentado.

 

Cuando nos sentamos mal, los discos que se encuentran entre las vértebras se ven sometidos a una gran presión ya que los músculos de la espalda no están funcionando y son esos discos (sobre todo de la parte baja de la espalda) y ligamentos los que soportan todo el peso. A largo plazo, estos discos se irán degenerando y provocando problemas lumbares como ciáticas, protrusiones o hernias discales y dolor lumbar crónico.

 

¿Cómo prevenirlos?

 

Desde MQ2 queremos ofrecerles una serie consejos muy importantes para no padecer problemas de espalda o mejorar los ya existentes:

 

Actitud activa: la columna lumbar (parte baja de la espalda) es la zona principal. Es esencial que mantengamos la curva de esa zona o incluso exagerarla, sobre todo los primeros días.

 

Altura de la silla: las rodillas deben estar a la misma altura que el asiento, ligeramente separadas (a la anchura de las caderas), un poco despegadas (para evitar comprimir vasos sanguíneos y nervios) y los pies apoyados en el suelo. Así evitaremos la pérdida de la curvatura lumbar y retracciones musculares.

 

- Altura-distancia del ordenador/mesa: el ordenador debe situarse en frente, a la altura de los ojos y a una distancia donde no haya que adelantar la cabeza; los brazos deben estar cerca del cuerpo apoyados de tal manera que no se produzca una elevación de los hombros. Así evitaremos tensión muscular de cuello, hombro y espalda, además de dolores de cabeza o mareos.

 

Moverse cada 40 minutos: al principio es conveniente hacer unos básicos ejercicios y/o estiramientos cada 15 minutos hasta concienciarnos. Tenemos:

o   Báscula pélvica: para descomprimir los discos, fortalecer los músculos y flexibilizar la columna lumbar. Nos situamos al borde de la silla, colocamos las manos en las caderas y movemos la pelvis hacia delante y atrás como si fuera un rodillo.

o   Movilizaciones/estiramientos de cuello: colocando el cuello en una posición correcta, realizar inclinaciones y giros laterales, llevar la barbilla al pecho y hacer medios giros evitando llevar la cabeza hacia atrás.

o   Estiramiento de espalda: de rodillas, nos sentamos en los talones y estiramos los brazos y el tronco hacia delante (posición de Mahoma), luego llevaremos los brazos a un lado y al otro manteniendo la posición.

 

Es posible que los primeros días haya molestias, cansancio e incluso algo de dolor. Al adoptar nuevas posturas vas a hacer que vuelvan a tomar importancia músculos que estaban siendo muy poco utilizados, pero con el tiempo se fortalecerán y la buena actitud postural prevendrá problemas futuros.

Protege la espalda de tu hijo en la Vuelta al Cole

Acabamos de volver al cole y desde MQ2 os queremos transmitir la importancia de mantener una adecuada higiene postural en la escuela para prevenir lesiones, favorecer el correcto crecimiento y para que los niños aprendan a tomar conciencia desde pequeños.

 

La higiene postural consiste en aprender como adoptar posturas y realizar movimientos de la forma más adecuada para evitar que aparezcan problemas de espalda, contracturas musculares o dolores en el cuello, algo que cada vez es más habitual en niños de entre 6 y 10 años. Una buena higiene postural se consigue manteniendo una correcta posición estando:

 

De pie…

  • Hay que proteger las curvas de la espalda.

Transportando del material escolar…

  • En el caso de las mochilas, la carga se debe repartir entre los dos hombros y hay que evitar llevarla excesivamente baja.
  • Si lleva carrito (recomendado) es mejor empujarlo que arrastrarlo, llevarlo lo más cerca posible del cuerpo y cambiar de mano de vez en cuando.

El peso no debe exceder el 10% del peso del niño. Recuerda, lo que perjudica no es el método de transporte, sino la carga excesiva

En la escuela…

  • La altura de la mesa debe estar a nivel del pecho del niño y la silla debe ser proporcional a la mesa. Es imprescindible que la espalda esté apoyada en el respaldo, los pies totalmente apoyados en el suelo, rodillas y caderas en ángulo recto y brazos que no estén por encima de los hombros.
  • Si tiene que escribir en la pizarra, ¡cuidado! Nunca por encima de la cabeza, siempre a la altura del hombro.

Sabemos que es muy importante mantener una postura adecuada en todo momento, para ello también hay que educar la postura. Estudio, postura correcta y, por supuesto, ejercicio. Nuestro cuerpo está hecho para moverse, saltar, correr, jugar…; haz pausas durante el estudio, muévete, realiza alguna actividad deportiva, mantente en forma y sano.

“No me hagas reír que me meo” “Es estornudar y se me escapa”

Frases cotidianas, algunas utilizadas en momentos divertidos, pero que para las personas que realmente sufren de incontinencia suponen un verdadero problema. Mujeres que no pueden correr a por el autobús o no pueden hacer ejercicio si no tienen un salvaslip puesto... Esto NO ES NORMAL pero, por desgracia, SÍ ES COMÚN.

Se trata de un problema biológico (falla el cuerpo), psicológico (molesta mucho) y social (puede afectar a tus relaciones sociales).

Muchas son las patologías del suelo pélvico, hoy nos centramos en una de las más comunes y dónde la fisioterapia juega un gran papel: incontinencia urinaria de esfuerzo (IUE).

 

¿CÓMO SABEMOS SI PADECEMOS INCONTINENCIA URINARIA DE ESFUERZO?

 

 Si cuando toso, corro, río, cojo al bebe o algún peso, se me escapan unas gotitas o noto humedad. Sus causas pueden ser varias, pero sobre todo es por debilidad de los músculos del suelo pélvico debido, por ejemplo, a un parto vaginal. Cuando hay un aumento de presión abdominal (estornudar, reír…), ésta se transmite a los órganos del suelo pélvico (vejiga) y al no haber suficiente fuerza, se escapan las gotitas.

 

¿CÓMO PODEMOS AYUDARTE?

 

Al igual que hay muchas patologías, muchos son los tratamiento que desde MQ2 podemos brindarte. En el caso de la IUE, los tratamientos más habituales y efectivos son:

- Ejercicios de Kegel: para entrenar y fortalecer la musculatura del suelo pélvico.

- Pilates terapéutico: basado en la estabilidad, el fortalecimiento y control muscular, además de la postura y la respiración.

- Gimnasia abdominal hipopresiva: encaminada a reeducar la postura y fortalecer principalmente el músculo transverso profundo del abdomen, los músculos oblicuos y el suelo pélvico para relajar el diafragma y reducir la presión.

- Conos y bolas chinas: tratamiento instrumental para entrenar y fortalecer la musculatura del suelo pélvico.

- Intervención en los hábito de vida: pérdida de peso, no realizar ejercicio de impacto, no fumar (tos crónica), evitar ingerir cafeína, alcohol…; o controlar el estreñimiento.

 

NO eres la única mujer que padece este tipo de problema y nosotros podemos ayudarte, como ya lo hacemos con muchas mujeres. No dudes en informarte, superar los miedos y poder así, disfrutar sin complejos de la vida.

Músicos: Sufridores en silencio

Detrás de un buen concierto se esconden muchas horas de estudio, ensayos, estrés y presión. Para el músico supone un gran trabajo físico, psicológico y emocional. La aparición de dolor, fatiga, pérdida de control, entumecimiento, hormigueo no son más que el resultado del mantenimiento de posturas forzadas, movimientos repetitivos, muchas horas de práctica.

 

Las principales lesiones que encontramos dentro de este mundo son:

  • Sobrecargas musculares en antebrazos, hombros, espalda o cuello:sobre todo los que tocan instrumentos de cuerda (guitarristas, violistas, pianistas) y percusionistas (tambor, platillos, xilófon entre otros).

  • Tendinopatías (inflamación del tendón) en dedos, manos y antebrazos; siendo la más común la tendinopatía De Quervain en flautistas o pianistas.

  • Atrapamientos nerviosos (entre hueso-músculo): cada músico tiene su “atrapamiento” de riesgo. Por ejemplo, en los trompetistas suele ser en la musculatura del cuello o pectoral, los bajistas en la muñeca (túnel carpiano) o los flautistas en los dedos.

  • Otras: dedos en resorte, distonía focal (el músculo no responde), trastornos mandibulares, roturas ligamentosas, hombro inestable, epicondilitis, artrosis…

 

¿CÓMO PUEDE AYUDAR LA FISIOTERAPIA EN EL MUNDO DE LA MÚSICA?

 

Los objetivos  son:

 

  • Prevención de lesiones: realizar un calentamiento, postura correcta (estirar y fortalecer la musculatura), evitar tocar más de 25 minutos sin parar, incremento progresivo de los ensayos, mantener una buena salud física y mental.

  • Tratamiento del dolor: personalizado según el instrumento y músico (terapia manual, acupuntura, punción seca y electroterapia).

  • Aumentar el rendimiento: el estrés, la presión o el miedo escénicopueden disminuir el rendimiento, favorecer la aparición de lesiones y/o perpetuarlas dando lugar a dolores crónicos. Con el pilates terapéutico aprenderemos a respirar y mantenernos activos.

 

Si padeces o crees tener algunos de los síntomas o lesiones antes dichas y siempre que utilizas el instrumento te duele, ¡PARA E INTENTA SOLUCIONARLO! La solución no es el reposo, combina la música con el tratamiento.

 

                          “PARA HACER ARTE NO HAY QUE SUFRIR”

Fisioterapia Orofacial: ¿Masticar chicle es bueno o malo?

En primer lugar ¿qué es la fisioterapia orofacial? Es aquella que se encarga del diagnóstico y tratamiento de los procesos dolorosos de cara, cabeza y cuello. De entre todas las patologías que pueden existir (dolor orofacial, trastornos del habla, de la deglución entre otros), las que sin duda se presentan con más frecuencia en nuestra consulta son los trastornos temporomandibulares, problemas músculoesqueléticos que afectan a las articulaciones temporomandibulares (ATM) y/o la musculatura masticatoria.

 

Aclarado esto, hay que reconocer que todo el mundo alguna vez en su vida ha masticado chicle. Pero, ¿sabemos cuál es su repercusión? En MQ2 Fisioterapia os queremos hacer ver cómo de tan bueno y malo es masticar chicle.

 

Lo bueno…

  • Se afirma que masticar chicle después de las comidas activa las glándulas salivares provocando que segreguen más saliva y neutralizacen los efectos ácidos de los alimentos.

  • Muchos chicles están compuestos por sustancias protectoras de los dientes y encías.

  • Aseguran, aunque sin confirmación científica, que el consumo de chicle reduce el estrés, ayuda a calmar la acidez estomacal y suprime el apetito.

 

Lo malo…

  • Independientemente de como mastiques chicle, y si está en riesgo de cualquier tipo de disfunción temporomanbular, provocará un sobreuso de la musculatura masticatoria.

  • Dada la conexión que entre la articulación temporomandibular, cabeza, oídos, zona cervical…; este sobreuso repercutirá negativamente a estas zonas pudiendo provocar:

    • Dolor y tensión muscular en el cuello y cabeza (cefaleas, migraña).

    • Dolor y ruidos de oído.

    • Desgaste articular: limitación del movimiento para abrir la boca, chasquidos y dificultad de movimiento en la mandíbula.

  • Algunos chicles contienen sustancias que pueden provocar gases, gastritis e incluso diarreas. Por no hablar de los que tienen azúcar y contribuyen a la formación de caries o desgaste dentario.

     

A pesar de tener efectos positivos, desde MQ2 no podemos recomendar masticar chicle si posee o está en riesgo de tener problemas orofaciales, ya que repercutirá negativamente en su equilibrio corporal.


NUESTRO CONSEJO, DISMINUYA O ELIMINE EL HÁBITO DE MASTICAR CHICLE