Saber más...

Embarazo y Movimiento en el Agua

El embarazo es un momento especial para cuidarse, pero al mismo tiempo no podemos dejar de prepararnos para el parto. Para cuidarte y seguir preparandote con este calor, en MQ2 hemos preparado una clases en el Agua que sirven para todo esto y más;

 

  • Sentir cómo está tu suelo pélvico en diferentes posturas y ejercicios
  • Flexibilizar tu pelvis, suelo pélvico y columna para mejorar tu postura, posibles dolores y tengas mejor control de la fuerza muscular (tanto en la espalda como en tu periné)
  • Tomar conciencia de la respiración y la musculatura abdominal, mejora del estado del diafragma el músculo de la respiración (diferentes tipos de respiración, contracciones abdominales entre otros)
  • Relacionar el cuerpo con el suelo pélvico, entender cómo le afecta el movimiento para evitar que sufra durante el embarazo y para facilitar el parto (contracción-relajación según necesitemos)
  • Aprender posturas y ejercicios de dilatación para facilitar que el bebé se encaje y aliviar dolores
  • Practicar las diferentes respiraciones y pujos

 

VENTAJAS DEL EJERCICIO EN EL AGUA

 

El agua hace que los cuerpos que se encuentran sumergidos en ella rebajen enormemente su peso físico por tanto ejercitarse en el agua es ideal para las embarazadas, ya que al aprovechar la flotación en el agua, estarías apoyando tan solo un 50% de tu propio peso, reduciendo así el riesgo de lesiones.

 

Realizar el ejercicio dentro de un elemento que equilibra la temperatura corporal, como es el agua, hace que el cuerpo de la mujer embarazada no se sobrecaliente en exceso y además:

  • Mejora muscular: el agua sirve como resistencia hacia todos los ángulos, mejorando la tonificación muscular, fuerza y movilidad en todos los sentidos y ámbitos musculares.
  • Mejora la circulación sanguínea y la capacidad respiratoria: el entrenamiento en agua hace que mejore la oxigenación de la mamá y del bebé, y  entre otros órganos se ven beneficiados los músculos.
  • Disminuye el dolor a nivel de la columna y articulaciones sacroilíacas: ya no debemos soportar todo el peso del vientre ya que el agua hace su trabajo con lo que las vértebras se desbloquean y mejoramos su movilidad.
  • Mejora la respiración: realizar ejercicio bajo el agua hace que tonifiquemos el diafragma con lo que esto implica que se mejore la ventilación pulmonar y facilita el aprendizaje de nuevas técnicas de respiración, que serán de gran ayuda de cara al parto.
  • Ventilación integral: al realizar ejercicio se agita el agua alrededor del cuerpo, esta agitación produce una especie de masaje que produce una relajación profunda y continúa en el cuerpo, muy adecuada para el parto.
  •  

¿HASTA CUANDO PUEDES BAÑARTE ESTANDO EMBARAZADA? ¿HAY ALGUN RIESGO?

 

Es posible que hayas escuchado que a partir de cierta semana de embarazo está contraindicado bañarse, o que si has roto la bolsa no se recomienda que te sumerjas en agua. La explicación es la posibilidad de que entre agua en la vagina y pueda haber riesgo de infección, pero no es cierto.

 

Debemos de tener en cuenta que ya existen hospitales en los que se puede dilatar y dar a luz en bañeras o piscinas de parto, con lo cual no deberíamos preocuparnos con éste tema.

 

Sin embargo, hay ciertas precauciones a tener en cuenta:

  • Evita la humedad prolongada en la zona de la vulva. De ésta forma si podemos alterar el hábitat natural de la mucosa de la vagina y facilitar la aparición de posibles infecciones. Cuando termines tu baño cambia la ropa húmeda por otra seca.
  • Báñate en piscinas que tengan niveles de cloro controlado.
  • En caso de no encontrarte bien realizando ejercicio en el agua o si notas cansancio extremo o cualquier malestar, salte del agua.

 

Si tienes mas dudas o estas interesada, no dejes de preguntarnos